Arrepentida, apenada, así está Anyuri, luego de que su video, en el que se ve bailando provocativamente con un niño se viralizara. Les surto que cuando la artista colgó los videos que al rato fueron eliminados ella escribió: “Me tocó retar a bailar a un niño y adivinen… Me dejó poquitita”, pero al parecer la que ahora sí quedó poquitita fue ella misma.

Dicho material audiovisual causó tanto revuelo que las autoridades decidieron tomar cartas en el asunto, tal fue el caso de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia Senniaf, que interpuso una denuncia para que se investigue a la chica de 18 años por el supuesto delito contra la libertad e integridad sexual.

La institución emitió un comunicado en el que indica: “Las autoridades competentes realizarán las investigaciones para determinar la veracidad de los hechos y de quienes resulten responsables de delitos contra la libertad e integridad sexual y de posible corrupción de menores”.

De inmediato, el Ministerio Público inició de oficio tales investigaciones, salvaguardando la integridad de los supuestos menores o menor involucrado.
‘No midió el punto de lo que pasó’

Ayer volvimos a llamar a Anyuri, pero esta no contestó y el que respondió fue su mánager Nayo Crespo, quien desconocía de la denuncia de la Senniaf. “La verdad no sé ni qué decirte, tengo que conversar con ella”.

Pero, ¿cómo se siente Anyuri? A lo que Crespo declaró: “Definitivamente ella está muy triste por lo que está sucediendo. Anyuri hasta cierto punto es una niña, recién cumplió 18 años, así que básicamente es una niña, ella no midió el punto de lo que pasó pues… Ella está apenada por lo que sucedió, no es algo de lo que se sienta orgullosa”.

Pese a que Nayo afirmó que no aplaude lo que hizo su representada, manifestó: “Ella es una niña con 18 años y a veces son chicos que están creciendo, muchas veces en riesgo como dice el Senniaf; ella es criada en San Miguelito y todo eso que vimos en el video, no lo aplaudo ni nada, pero sí te puedo decir que es el reflejo de lo que vivimos en la sociedad. Lo que sucedió en esa tarima es el reflejo de lo que ellos están acostumbrados a ver en el barrio donde nacieron y se criaron, entonces, lo que sí no siento es que ahora van a satanizar a Anyuri, que también es una niña, la culpa no es de ella, tampoco porque ella viene de un barrio”.

Video le afectó los “shows”

Al consultarle a Nayo si las presentaciones de la jovencita se habían visto afectadas a raíz del video, respondió: “definitivamente sí porque este fin de semana ella no podrá realizar los ‘shows’. Estamos organizando el ‘parking’ de la Máxima que es este domingo y ella no se presentará. Los otros eventos que tenía no los cancelaron, fue una decisión de nosotros hacerlo”. El propietario de Panamá Music dejó claro que abogado no es, pero hablará con “la cuchita” para ver legalmente qué se puede hacer.
Se disculpó

Pasadas las 8: 00 p.m., Anyuri rompió el silencio y aseguró estar arrepentida por su error y que ya aprendió la lección: “pensar antes de actuar”. “En ningún momento actué con mala intención o con algún tipo de morbosidad, solo mientras cantaba vi todos los presentes y dentro de ellos los chicos y me pareció jocoso… ponerlos a bailar un ritmo, sin ningún propósito diferente a interactuar como algunas veces lo hago durante mi’ show’, mi error, por llamarlo así, fue no escoger a otra persona que no fuera el menor, solo bailó unos minutos y continué el ‘show’… Respeto a todos y cada uno de mis ‘fans’ y prometo jamás volver a hacer nada que ofenda o hiera a nadie, lo único que quiero hacer es música”, señaló en IG.