Florentino prepara la venta de Cristiano

Florentino Pérez está pergeñando de nuevo la marcha de Cristiano Ronaldo. Ya lo intentó la temporada pasada. Pero no tuvo éxito. Y este curso lo volverá a intentar. Y se aprovechará de la crisis goleadora para que sus emisores de rumores construyan sus argumentos. Hace un año le salió mal al ‘propietario’ del Real Madrid porque cuando entendió que estaba acabado llegó el astro portugués y marcó 10 goles en cinco partidos, liderando la obtención de la duodécima Copa de Europa. Después de aquella exhibición, le prometió una mejora de contrato y luego no ha cumplido.

Las malas cifras goleadoras de Cristiano en Liga (¡rompió su mal fario con un doblete ante el Deportivo!) juegan a favor de la estrategia de Florentino Pérez. El presidente del Madrid señala a uno y se lo acaba cargando. Pueden pasar 10 años, pero se sale con la suya. Lo hizo con Raúl. Y con Casillas. Y ahora le toca a Cristiano. Públicamente no dice nada, al contrario, le alaba, pero en privado y en las negociaciones del último contrato las diferencias eran notables. El hecho de que Messi le duplique los emolumentos y que no sea el segundo que más gana ha provocado que desde el entorno de Cristiano se haya trasmitido su malestar, aunque el jugador no ha hablado de ese enfado ni haya reclamado nada.

Ese malestar se acentuó cuando, el día en que ‘France Football’ le dio en París su quinto Balón de Oro, Florentino Pérez se hizo el interesante con Neymar diciendo que si jugara en el Madrid, el brasileño tendría más fácil ganar un Balón de Oro. Ese día (el pasado mes de diciembre) el presidente blanco dio el pistoletazo de salida para el fichaje de Neymar. Un sueño imposible, al menos durante los próximos cinco años, porque el dueño del PSG, que es Tamim bin Hamad al Thani, el emir de Qatar, no piensa dejar irse a la estrella hasta que no cumpla su contrato. Esa es la idea ahora y no parece que cambiará, aunque los hinchas del PSG silben al ‘crack’, como la semana pasada por no dejar tirar un penalti a Cavani, con el que podía batir el récord de goles del equipo parisino.

Florentino alimentará la posibilidad de fichar a Neymar. Pero quitarle un jugador al emir de Qatar es prácticamente imposible. A Cristiano no le subirá su actual ficha para que se busque la vida e intentará rebajar la importancia del máximo goleador de la historia del Madrid y la media de 50 goles por temporada que ha marcado desde que llegó en el año 2009, fichado en la presidencia de Ramón Calderón y Vicente Boluda. Mientras tanto, alimentará el sueño imposible de Neymar cuando se acerca la eliminatoria Madrid-PSG de Champions, por aquello también de desestabilizar a los de Unai Emery. Por cierto, el ex del Barcelona ha estado jugando con una costilla rota y este domingo fue baja ante el Olympique de Lyon.