Hará temas con más contenido educativo sobre la discriminación


Articulo Visto: 118 Veces
Etiquetas: ,

El rapero puertorriqueño Myke Towers aseguró en una entrevista con Efe que “todos los negritos” como él han sido “víctimas de racismo, aunque los más blancos no lo vean”, por lo que siente el compromiso de hacer temas con más contenido y que eduquen a sus fans sobre la discriminación.

“Es lo menos que puedo hacer para apoyar la lucha que se libra hoy en día, y no solo por racismo. Hay discriminación por la orientación sexual, el idioma que se habla y el país de origen”, indicó el artista de 27 años.

“En Puerto Rico no hay racismo como en Estados Unidos. Nadie te para cuando vas manejando por el color de tu piel, pero como negro me ha tocado ponerme la piel bien gruesa para que ni me toquen las ofensas. Para que yo me ofenda me tienen que decir algo muy feo. Del resto ni lo escucho”, subrayó.

Por eso, dijo, ni se acuerda de todo lo que le han dicho y prefiere usar la música como herramienta de cambio. “En unas semanas saldrá una canción sobre el tema que estoy preparando”, reveló incluso.

Para el artista, “la pandemia ha abierto el espacio para que nuestra música deje de ser compañía en fiestas, en discotecas y sea también compañía para los momentos reflexivos, para las relaciones y no solo los momentos”.

Uno de esos temas “con más contenido” es “Mayor”, su nuevo sencillo con Yandel, que celebra una relación con una mujer de más edad. “Escogí este tema para este momento, porque no es una cosa de abrir la botella y bailar”, explicó sobre la canción que, de alguna forma, ve como un reconocimiento a sus esfuerzos por destacarse en un género musical cada vez más competitivo, en el que “salen nuevos talentos todos los días”.

Towers considera que “cantar con Yandel es más que un honor”: “Para todos los de mi generación el tener colaboraciones con los que pusieron el reguetón donde está ahora es un sueño. Es una señal de que ya estoy entrando”, dijo.

Si bien tiene grandes ambiciones profesionales, Towers no se olvida de “la vida real”, como la llama. Reconoce que algunas veces se le han ido los humos a la cabeza, pero ha encontrado el antídoto. “Tengo un grupo de amigos de toda la vida, desde la escuela y siempre trato de que alguno me acompañe cuando viajo. Si alguien no puede, pues siempre estamos conectados por el celular. Ellos me ayudan a mantenerme conectado a mi hábitat natural. Siempre que los tenga o a mi familia a mi alrededor, no me desubico”, aseguró, pues reconoce que la vida artística tiende a distorsionar la realidad.

Fuente:  https://www.critica.com.pa/


Mas Noticias

Deja Tu Comentario!