No hay duda, la amanecida de Los Uveros con los hermanos Sandoval fue todo un éxito. En redes sociales se puede ver que miles de personas asistieron a ese evento bailable que se realiza por más de dos décadas y dura aproximandamente 14 horas. Hace unos días les informamos que Samy en esa festividad se come una granola entre canción y canción, además toma bebidas energizantes. Además se prepara físicamente al igual que Sandra.

Bueno amigos, a pesar de que el baile fue “monumental”, nos informaron que Samy salió de ahí directo para una clínica. ¿Quééé?

Calma, él esta bien. “Ahora mismo está descansando. Después de la amanecida en Los Uveros tuvo que ir al médico (en Chitré) porque sentía ciertos dolores y para descartar algún tipo de problemas fue atenderse. Salió muy bien en los exámenes. Creo que todo se debe a los cambios de temperatura, recuerda que hay días que se presentan en lugares fríos y otros con mucha calor y eso le está molestando. Lo importante es que se descarta cualquier tipo de problema”, informó el relacionista, Carlos Gordón.

Sumado a eso, Samy escribió en su cuenta de Instagran que otra de sus tradiciones de Año Nuevo es que luego de salir de ese baile se come un sancocho de gallina. “Gracias a los fanáticos de todo el país por acompañarnos a la tradicional amanecida en Los Uveros de Penonomé. Año tras año se suma más gente. ¿Y adivinen? Sopa de gallina de patio en fogón de leña…oiga el gusto y a dormir”, comentó.

Mientras que Sandra, quien estaba mal de la garganta en ese baile, escribió: “Apaleada, pero con la satisfacción de haber divertido a todo el pueblo de Los Uveros. Canté hasta las 9 a.m. y @tavofloresoficial terminó el baile hasta casi las 11 a.m. y tu puedes creer que la gente quería seguir bailando”.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados